Perder peso ¿CUESTIÓN DE SEXOS?

La metabolización de los nutrientes varía en función del sexo

Los humanos necesitamos energía para vivir que conseguimos a través de la alimentación. Hidratos de carbono y grasas serán nuestros principales y más eficaces combustibles, siendo la función de las proteínas estructural y reguladora. Sólo en situaciones de déficit de los dos primeros, las proteínas se convertirán en suministro de energía. Es necesaria su ingesta porque el organismo no dispone de un reservorio de las mismas y son fundamentales en el metabolismo y el sistema hormonal. Una alimentación a base de proteínas hará que el organismo las transforme en energía en lugar de utilizarlas como aminoácidos repercutiendo en acidosis metabólica y cetosis. Una dieta hiperproteica acompañada de ejercicio físico puede ayudar a muscular, aunque dentro de unos límites (2g/kgPC/día) por encima de los cuales el organismo no es capaz de asimilarla.

LOGO con datos

Si el objetivo al planificar nuestra alimentación es la pérdida de peso, por norma general deberíamos focalizar nuestro interés en perder parte de las reservas de grasa corporal. Es importante realizar una dieta hipocalórica (ingerir menos calorías de las consumidas) no excesivamente estricta para evitar entrar en la quema de proteínas, y realizar ejercicio físico para no perder tono muscular. Un control periódico de la composición corporal nos dará información del nuestros progresos.

Algunos estudios sugieren que sincronizando el momento oportuno de la comida con el ejercicio físico. No sólo eso, sino que se en estos estudios se afirma que los hábitos de comida-ejercicio óptimos para perder peso deberían ser diferentes entre hombres y mujeres.

Es sabido y aceptado que la realización de un programa adecuado de ejercicio físico provoca pérdida de grasa corporal. La cuestión sería pues si comer antes o después de hacer deporte para potenciar la quema de grasas. Dicho de otro modo, si la ingesta de hidratos de carbono antes o después del ejercicio físico tendrá influencia sobre la utilización de grasas, y si la respuesta es diferente entre sexos.

Si eres mujer e ingieres carbohidratos antes de comenzar a realizar ejercicio físico, es probable que la quema de grasas durante el entrenamiento se incremente. Por el contrario, los hombres ven reducida la quema de grasas durante y después del ejercicio si han consumido carbohidratos antes del mismo.

Sin embargo, los estudios parecen concluir que los hombres que ingieren carbohidratos inmediatamente después de finalizar el esfuerzo físico, tienen una quema mayor de grasas que aquellos que no lo hacen o lo hacen antes del entrenamiento.

tandem 2

La principal conclusión que se extrae es que hombres y mujeres metabolizan grasas y carbohidratos de diferente forma. Parece ser que los hombres tienen mayor predisposición en la quema de carbohidratos durante el ejercicio y si dispone de ellos reducirá la utilización de las grasas. El organismo de las mujeres quema “mejor” las grasas que los hombres y tienden a mantener reservas en los almacenes de carbohidratos.

Son estudios incipientes que deberán ser corroborados y consensuados, pero parece ser que coordinando el momento de las comidas con el entrenamiento en función del sexo, puede optimizar los resultados deseados.

 

DANIEL CREMADES ARROYOS

Dr. CC. Actv. Física y Deporte

Director Técnico SilbanFitness

www.silbanfitness.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s